Nuestra historia

En un pequeño pueblo del sur de Francia, nuestra familia abrió una pequeña tienda de ropa de mujer llamada INNOVIA. Especializada en creaciones artesanales únicas, nuestra boutique INNOVIA fue apreciada por su ambiente cálido y ropa de calidad. Sin embargo, cuando llegó la pandemia de Covid, nos vimos obligados a cerrar por razones financieras.

Decididos a seguir nuestra pasión por la moda y ofrecer productos de calidad a las mujeres a pesar de las dificultades, tuvimos una idea innovadora: abrir un sitio de comercio electrónico con el nombre de INNOVIA. Hemos puesto una gran cantidad de trabajo para mostrar nuestra estética de marca única. Gracias a nuestro ingenio y constancia, hemos puesto en marcha una logística eficiente para gestionar los pedidos y las entregas, garantizando una experiencia de compra online fluida y agradable.

Gradualmente, nuestro sitio de comercio electrónico INNOVIA comenzó a llamar la atención y atraer a una gran audiencia. Las mujeres, atraídas por los diseños y la artesanía únicos de INNOVIA, comenzaron a hacer pedidos. Nuestro negocio ha despegado, yendo más allá de los límites del pueblo para llegar a clientes de todo el mundo. Esta transición al mundo digital no solo ha permitido a INNOVIA seguir compartiendo nuestra pasión por la moda como empresa familiar, sino también dar a conocer nuestro talento y estética más allá de los límites geográficos.

Así, de nuestra pequeña tienda de pueblo nació un próspero negocio de prêt-à-porter femenino, la marca INNOVIA, llevada por nuestra familia. Nuestra historia atestigua nuestra resiliencia y nuestra capacidad para convertir los desafíos en oportunidades. El paso de INNOVIA al comercio electrónico ha abierto nuevas oportunidades y nos ha permitido prosperar incluso en un entorno difícil. Nos hemos convertido en un ejemplo inspirador para los empresarios familiares, mostrando cómo la adaptación a las nuevas realidades puede conducir al éxito y crecimiento empresarial, preservando nuestros valores familiares.